EL NEGOCIO DE LA LIGA DEL BALOMPIÉ MEXICANO

Por Redacción Tercera MX

El futbol, el negocio de la actualidad demuestra en algunas personas su avaridad, sus ganas de ganar a costa de otros. Aquí una muestra muy clara de ello es la «nueva Liga de México», la Liga de Balompié Mexicano, una «competición» que no tiene un aval certificado como la FIFA y que no tiene una organización que determine un beneficio a los que competirán en el certamen y que, al paso de los días posponen una y otra vez su inicio, dando poca formalidad y profesionalismo de los organizadores.. ¿Quë se podrá esperar de ello?

Aunado a lo antes comentado, se le suma también todos los gastos que se le agregaran a cada una de la franquicias, cada una de ellas con el costo de siete millones de pesos más IVA, lo cual asciende a los 8 millones. A parte del costo de la franquicia se adhieren los siguientes gastos:
• Un millón de pesos para gastos operativos de la división.
• 20 millones para asegurar los viajes, la liga hará la logística de dichos movimientos.
• Costo de los arbitrajes de 90 mil pesos más IVA.

Recalcando los costos que ya se mencionaron, cabe mencionar que la parte de espectáculos estará operada por la misma familia de los organizadores, teniendo asegurado el negocio redondo para lucrar con las personas que están confiando en este proyecto.

COVID 19 Y SIN GENTE EN LOS ESTADIOS

No hay TELEVISORAS de renombre que lleguen a transmitir los partidos, haciendo carencia en el auditorio de dicha liga y sin fomentar su crecimiento y, así todo será por internet, un público limitado al cual podrían llegar.

Otro de los puntos importantes es el no tener patrocinios llamativos, el uniformar a la liga por la marca KEUKA costara a cada equipo 1.5 Millones de pesos. Entonces… ¿En donde está el patrocinio como tal? La liga no pierde y tiene el negocio completo. El patrocinio del balón es una marca no conocida y la anuncian como si fuera la competencia directa de VOIT, NIKE O ADIDAS, claro, no hay comparación alguna entre estas.

Todos los problemas antes mencionados se le suman los gastos operativos al club, contando con sueldos topes, mínimos y jugadores franquicias. Ejemplo:
• Salario mínimo 20 mil pesos con un tope salarial 150 mil y los jugadores franquicia van exentos del tope salarial, es decir, que puede ganar digamos una suma libre de 500 mil pesos al mes.
• Las pretensiones de los estadios. Los estadios y sus requisitos que suman más costos, aire acondicionado en los vestidores, mismos que serían como los «vestidores de primer mundo» en estadios de aforo de 5000 mil personas como mínimo y un sistema de circuito cerrado.

Llegando al final de todo lo mencionado, si súmanos todo los números estamos hablando de gastar más de 45 millones de pesos por temporada, sin sumar su liguillas para buscar al campeón.

Utilizan a jugadores de renombre para el beneficio de ellos, en fin de cuentas, ellos son los que están sacando la cara por esta liga que tiene el interés solo por lo económico a gran escala por lo que a ojos de más de uno, se viene un GRAN FRAUDE, ya que no tienen certeza jurídica y económica, y mucho menos como se comento al inicio del artículo, un ente que los respalde como lo es FIFA.

Hay muchos puntos negros en la transparencia de dicha liga, jugadores que podrán ser vetados y que no podrán vender por no tener un aval. Finalmente el jugador de esta liga solo lo podrán demandar por incumplimiento de contrato solo ante un juez , y no tendrá respaldo alguno, sin garantías necesarias de trabajo para los nacionales, mucho menos para un jugador extranjero.

Se les viene la noche a esta liga que no tiene el mayor escrúpulo para lucrar con los equipos que de alguna forma no pudieron tener acceso al «verdadero» fútbol profesional, al final los números son los que hablan y avalan, ustedes juzguen y opinen.

Una inversión propia no la vería en este mal negocio llamado Liga del Balompié, sin tener un solo beneficio. Solo gastar y gastar, llenando los bolsillos de los creadores de la dichosa liga. Sin mirar un crecimiento en mi proyecto y solo viendo cómo día a día, los esfuerzos económicos por mantenerlo se esfuma con humo al aire. Sin importar la franquicia y sin importar aún menos, lo que debería ser primordial, el crecimiento futbolístico de los jugadores que participen en la competencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.