Cancelarán definitivamente el Clausura 2020 y no le darán el título a Cruz Azul

• Pese a que se agotaron todas las instancias para reanudar el torneo, la imposibilidad de fijar una fecha de regreso debido a la pandemia, obligó a los clubes y a la Liga MX a dar por terminada la temporada, con el título de campeón vacante… Solo falta el anuncio oficial.

El Clausura 2020 se cancela de forma definitiva y el título de campeón queda desierto.

Pese a que se analizaron distintos escenarios y existía la premisa de terminar sí o sí el torneo, la situación que atraviesa el país debido a la pandemia de coronavirus, hizo imposible fijar la fecha para un posible regreso y se tomó la decisión de dar por terminada la campaña.

Tras consultar a una fuente cercana a la Federación Mexicana de Futbol, Latinus está en posibilidad de confirmar que luego de que la mayoría de los equipos que integran la Primera División se pronunciaron por decretar la finalización del campeonato, esto es un hecho al 90 por ciento y solo faltaría el anuncio oficial.

De esta manera, el pasado 15 de marzo se celebró el último partido del Clausura 2020, con la victoria 1-0 de Cruz Azul sobre el América, en duelo a puerta cerrada en la cancha del Estadio Azteca.

Este lunes se llevó a cabo una junta en la que participaron Enrique Bonilla, titular de la Liga MX; el departamento comercial del organismo, patrocinadores, TV Azteca, Televisa, Grupo Pachuca y Orlegi, y se llegó a la conclusión de que no hay condiciones para seguir esperando que puedan jugarse las siete jornadas que le restaban al torneo, así como la Liguilla.

EN LA CDMX, IMPOSIBLE; Y RECHAZADA GUADALAJARA 

En la Ciudad de México, América, Cruz Azul y Pumas, fueron notificados por las autoridades capitalinas que, en junio y julio será prácticamente imposible que se retomen las actividades deportivas en grupo, además de que no se quisieron correr riesgos de efectuar los partidos a puerta cerrada, porque la posibilidad de que las porras de los clubes se reunirán estaba latente. 

Por otra parte, la propuesta de jugar en una sola sede como Guadalajara, fue rechazada por varios equipos al considerar que se otorgarían muchas ventajas ante la imposibilidad de usar sus estadios.

Se pensó en la alternativa de efectuar los encuentros en las ciudades donde el semáforo de alerta establecido por las autoridades, estuviera en amarillo o verde, que indican media y baja densidad de contagios, respectivamente; sin embargo, esta idea tuvo poco eco y fue desechada. 

NEGATIVA DE FUTBOLISTAS 

Otro de los factores en contra para que caminara la reanudación del campeonato, fue que los jugadores no estaban dispuestos a firmar un documento en el que deslindaban tanto a la Liga MX como a sus clubes en caso de que se presentara algún contagio con el torneo en marcha.

Hace unos días, Guillermo Ochoa expresó públicamente que no le parecía justo que los futbolistas pusieran en riesgo su salud y la de sus familias solo por volver a jugar a costa de lo que sea.

Otros, como el celeste Rafael Baca, sugirió dar por terminado el torneo y concentrarse en la planeación del siguiente, el Apertura 2020, que tentativamente podría iniciar en septiembre. 

SIN CAMPEÓN 

Pese a que en las 10 jornadas que se habían llevado a cabo del Clausura 2020, el Cruz Azul marchaba como líder, con la cancelación también se decretará desierto al campeón.

Así, las especulaciones sobre otorgarle el título a La Máquina, que suma 22 años sin ganar un torneo de Liga, fueron desechadas. De hecho, el propio presidente cementero, Guillermo Álvarez, declaró en su momento que no les interesaba ser campeones por la vía del decreto.

IMPACTO ECONÓMICO Y ANUNCIO OFICIAL 

Este miércoles se llevará a cabo una junta con autoridades de la Liga MX y directivos de los equipos que conforman la Primera División, y se espera que se haga oficial el anuncio sobre la cancelación del torneo.

Las pérdidas económicas en los clubes, que de por sí ya eran considerables por la suspensión que en teoría era provisional, son millonarias, pero no hubo manera de establecer el regreso.

De acuerdo con el periodista David Medrano, la industria del futbol en México perderá un estimado de 2 mil millones de pesos ante la imposibilidad de que se juegue lo que resta de competencia.

El siguiente paso es darle vacaciones a los futbolistas, establecer cómo quedará el tema de los que terminan contrato y la fecha para llevar a cabo transferencias, además, desde luego, de empezar a planificar los calendarios para la siguiente campaña, que no solo incluye Liga MX, sino partidos de Selección Nacional y la Concachampions. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.