DIVIDEN RAYOS Y DIABLOS

Rayos y Escarlatas se enfrentaban en el Estadio Victoria con la misión de trascender más allá de la parte media de la clasificación. Los anfitriones, además, tenían la obligación de conseguir su primera victoria en casa, pero antes debían superar a unos mexiquenses que venían de dos compromisos sin conocer la derrota.

Las mejores opciones del primer tiempo fueron para Los Rayos. La más clara ocurrió al 32´, cuando Carlos González se anticipó a primer palo en un tiro de esquina y peinó la redonda para mandarla con dirección a puerta; sin embargo, Rodrigo Salinas salvó con un cabezazo sobre la línea.

Toluca se salvó nuevamente antes del descanso. Miguel Ponce se metió a zona de peligro, recargado por el sector izquierdo, y sacó un disparo cruzado que el portero Luis García rechazó con un buen lance. El marcador permanecía sin movimientos al 44´.

En el complemento bajó la intensidad del partido; los Diablos no encontraban la llave de entrada, por lo que probaron suerte con un lejano fogonazo de Rubens Sambueza, pero su intento salió apenas por un costado del metal derecho.

Los Rayos tampoco lucieron su mejor versión, pues trasladaron la lucha al medio campo. Sin embargo, en el último suspiro se presentó una inmejorable oportunidad para llevarse la victoria, pues el colegiado marcó una pena máxima que Martín Barragán desaprovechó; el delantero anunció su disparo y el arquero Luis García recostó en gran forma para quedarse con el balón.

Así se terminó el tiempo en el Estadio Victoria; Rayos y Diablos se tuvieron que conformar con la división de unidades.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *